Certificados PEB:

¿Por qué un certificado de ILL?

Desde 2011, un certificado energético es obligatorio para todas las transacciones (venta o alquiler de un edificio).

Válido por 10 años, da una idea del rendimiento energético de una vivienda y permite al candidato comprador o inquilino comparar el consumo energético de varios edificios.

¿Cómo funciona la certificación?

El certificador visita su hogar y toma todas las medidas necesarias para evaluar el rendimiento energético de su hogar (calefacción, agua caliente sanitaria, paneles fotovoltaicos, bombas de calor, etc.). Al igual que con la auditoría energética, es útil preparar todos los documentos que puedan proporcionar información precisa sobre el consumo de energía (facturas, plano, hoja de datos de los equipos, etc.).

Luego usted recibe un documento que muestra las fortalezas y debilidades energéticas de la casa. Este certificado debe ser emitido por un certificador aprobado.